¿Casas de vidrio para estar más sanos y felices?

0
3

 

Teniendo en mente las conclusiones de algunas investigaciones* que ponen de manifiesto las ventajas de la luz natural para el ser humano, se creó el concepto Photon Space. No es más que una pequeña vivienda completamente transparente, para que esté inundada de luz natural. Pero el equipo londinense de arquitectos que creó estas casas de vidrio también pensó en la privacidad. Por eso ideó un sistema que se puede controlar desde un smartphone, y que hace que los vidrios puedan oscurecerse.

Photon-Space-sala-estar-dia

Este hogar tiene 45m2 de superficie, una sección poligonal, y está pensado para construirse con alta tecnología. La fachada y cubierta están hechas con paneles de doble acristalamiento que permiten vistas panorámicas hacia el exterior, ya sea desde la sala de estar, dormitorio, cocina, y hasta la bañera. El vidrio utilizado bloquea la entrada de radiación solar, la luz ultravioleta, y el sonido. Todos los acabados utilizados son de lujo, a un precio de $410.000, aunque hay una versión más espartana por $330.000. Todo ello se tiene listo en tan solo 4 semanas.

Es evidente que una casa totalmente acristalada no sería muy apropiada en un medio urbano. Aún así pensamos que se ha ido demasiado lejos con este proyecto. Porque está muy bien vivir con luz natural, pero tener que llevar gafas de sol dentro de casa… Tal vez podría valer para lugares donde no haya muchas horas de sol al día, pero para el resto de sitios seguramente sería insoportable.

Photon-Space casas de vidrio Photon-Space-casa-de-vidrio-interior Photon-Space-dormitorio

Hay más información sobre estas casas de vidrio en el sitio de The Photon Project.

[box type=»info»]

(*): La idea de vivir según la luz del día está basada en los supuestos beneficios que luz natural tiene para la salud; de que el ser humano necesita tener un contacto regular con la luz natural, por razones psicológicas y fisiológicas. La falta de ella en el estilo de vida contemporáneo puede llegar a causar estrés, problemas de concentración, alteración del sueño, cansancio, ansiedad, cambios de humor, etc. Nuestros primeros antepasados vivieron bajo el sol y las estrellas, respetando el ciclo de día/noche natural. Eso les permitió mantener un ritmo circadiano en buenas condiciones. Pero en la actualidad vivimos en edificios que modifican el clima, filtran la luz del día, y hasta provocan que se tenga que utilizar luz artificial para trabajar.

En los seres humanos los ritmos circadianos duran 24 horas, y cuando se les altera, tiene un efecto negativo en la salud. Un ejemplo de ello es el conocido jet-lag.

El diseño de Photon Space se apoya en los estudios de la Universidad de Oxford llevados a cabo por el profesor Russell Foster (fotorreceptores no visuales y ritmos circadianos). Viene a confirmar que la exposición a la luz natural hace que nuestro reloj biológico se mantenga sincronizado.

[/box]

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en info@IS-ARQuitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]