Casa para Marcelo Ríos

0
3

En un terreno de Valle Escondido, próximo a Santiago de Chile, con estupendas vistas a las montañas y a un campo de golf, se construyó la casa de Marcelo Ríos. También conocido como «Chino Ríos», el que fuera número 1 del tenis mundial (1998). A pesar de la geometría de la parcela, el proyecto sigue el trazado de una trama ortogonal, solamente alterada con leves quiebros en la zona de acceso, siendo ésta la parte de la vivienda con mayor personalidad (y por algo es la más fotografiada).

Casa de Marcelo Rios exterior-acceso

El hall de entrada permite conectar todos y cada uno de los niveles que tiene la vivienda, que se desarrolla en tres niveles diferentes, uno de ellos semienterrado. La planta baja cuenta con el programa habitual de una vivienda de lujo: grandes salones con áreas de comedor para muchos comensales, el dormitorio principal, y las habitaciones del personal de servicio doméstico. En el piso superior hay cinco dormitorios, cada uno de ellos con cuarto de baño propio, y una sala de estar.

Casa-Marcelo-Rios-corredor Casa-Marcelo-Rios-exterior-acceso Casa-Marcelo-Rios-sala-cine Casa-Marcelo-Rios-terraza-jardin

La casa de Marcelo Ríos tiene una planta de semisótano en la que se han ubicado dependencias destinadas al entretenimiento de toda la familia, como por ejemplo una sala de cine. La iluminación y ventilación de algunas de ellas se realiza a través de los patios interiores, aunque también existe una terraza comunicada con la piscina.

Todas las fachadas que dan a la calle tienen un tratamiento bastante opaco, mediante muros que delimitan determinadas zonas de circulación interior, y que están bañadas de luz natural por una secuencia de lucernarios y patios. Las fachadas que están relacionadas con el jardín están bastante acristaladas, pero perfectamente protegidas de la radiación solar por unos grandes voladizos.

El hormigón visto de toda la casa debe su color claro al dióxido de titanio utilizado durante su construcción, que además ayuda a limpiar el aire de gases tóxicos, como ya vimos en más de una ocasión en nuestro blog tecnológico. En el resto de acabados también predomina el color blanco, utilizado con la intención de dar una mayor luminosidad a todos los espacios. Hay que aclarar que el color verde de las azoteas no se debe a vegetación alguna, sino al césped artificial instalado sobre ellas (por decisión del extenista), lo cual nos invita a pensar que los pocos desaciertos que podamos encontrar en este proyecto, no se deben al arquitecto.

seccion-Casa-Marcelo-Rios

La casa de Marcelo Ríos fue proyectada por Gonzalo Mardones Viviani. Fotos de Nico Saieh.

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en info@IS-ARQuitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]